Aulas Virtuales de UNA - Sede Camoapa

El mundo de la agricultura es amplio, variado y cambia con rapidez. Con políticas adecuadas e inversiones que las respalden en el nivel local, nacional e internacional, debería ofrecer nuevas oportunidades para salir de la pobreza a cientos de millones de personas de las zonas rurales. Entre los caminos que abre la agricultura para dejar atrás la pobreza se encuentran el cultivo y la cría de animales en pequeños establecimientos, la generación en “la nueva agricultura” de productos de alto valor, la actividad empresarial y la generación de empleo en la incipiente economía rural no agrícola.

Repensar las contribuciones de la agricultura al desarrollo y crear las mejores condiciones económicas e institucionales para lograrlas es uno de los grandes desafíos del momento. Requiere, por un lado, nuevas formas de entender la agricultura y su relación con el crecimiento económico y la eliminación de la pobreza rural y la inseguridad alimentaria, y por el otro, procesos políticos que contribuyan a crear sistemas de gobernanza que hagan posible el diseño e implementación de políticas públicas inclusivas y de largo plazo.

La actividad agrícola en general, y la ganadera en particular, consiste en el abastecimiento y gestión de unos recursos, factores y medios de producción para obtener una serie de productos destinados directa o indirectamente al consumo humano, mediante distintas técnicas o métodos de producción y un proceso de transformación biológica. Conscientes de esta complejidad y dada la dificultad para abordarlos desde una sola perspectiva, al analizarlos debemos tomar en cuenta un sinnúmero de factores biológicos, químicos, sociales, económicos, históricos, políticos y hasta éticos, para tratar de entender cómo las partes actúan en conjunto para formar un sistema.

Cada sistema es diferente y no existen en ninguna parte dos iguales, pero tampoco son tan distintos como para que no se les puedan aplicar los mismos principios básicos de manejo, sin embargo, las generalizaciones no funcionan y las decisiones y acciones que se tomen en cuanto al manejo y uso de tecnologías deberán proyectarse de acuerdo a las condiciones específicas de cada sistema, dependiendo del medio ambiente en que se desarrolla y a la condición que presenten todos sus recursos. Es decir, la aplicación de una tecnología o práctica de manejo que ha resultado exitosa para un sistema, no lo será necesariamente para otro, por lo que su empleo deberá analizarse más detenidamente tomando en cuenta las características particulares de los recursos, sean éstos propios, alquilados o manejados de manera conjunta.

El proceso productivo, en dichos sistemas, está basado en el uso de seres vivos que poseen leyes de comportamiento asociadas a su naturaleza y por ende determinan sus respuestas. Los estímulos sobre estos seres vivos son múltiples y por tanto los factores que inciden en la producción agropecuaria son diversos y difíciles de predecir. Sin embargo, podemos considerar que una explotación ganadera es un conjunto armónico que "funciona con la aplicación de la fuerza de TRABAJO del hombre, sobre el CAPITAL y los RECURSOS NATURALES, mediante una adecuada ADMINISTRACION, con el fin de producir bienes (leche, carne, huevos, etc.) que son destinados al mercado; es, por lo tanto, una unidad de control y de toma de decisiones que debe concebirse como una EMPRESA.

ESPACIO PARA DESARROLLAR LA PRACTICA FINAL DEL MODULO: FORMACION DE TUTORES VIRTUALES 2017

Este curso de Computación se ofrece a los estudiantes de la carrera de Administración de Empresas con mención en agronegocios en la Modalidad de Cursos Regulares.

Este curso de Computación se ofrece a los estudiantes de la carrera de Administración de Empresas con mención en agronegocios en la modalidad de Cursos por Encuentro.

La nueva era de la información y comunicación ha traído como consecuencia el cambio de los ambientes tradicionales del aprendizaje por la incorporación de recursos, medios, tecnologías, metodologías, estrategias y actividades gestionadas desde herramientas virtuales.

Este curso se ha diseñado para que los docentes experimenten de forma activa el proceso del aprendizaje en los entornos virtuales; primeramente, como protagonistas y luego como gestores del conocimiento, se les acompañará en todo momento ante sus inquietudes, haciendo de la motivación un elemento fundamental para el aprendizaje de nuevos conocimientos.

Durante el desarrollo del curso se establecerán actividades en dos vías: la formación de tutores virtuales y el uso pedagógico que nos ofrece la plataforma Moodle; haciendo énfasis en las herramientas didácticas, evaluativas y de gestión presente en la planificación docente.

En este módulo los estudiantes deben desarrollar habilidades y destrezas para hacer uso de las herramientas informáticas, plataformas virtuales, fuentes de información confiables para gestionar la información de manera eficiente y ética, resolviendo problemas de la vida cotidiana de forma permanente para el desarrollo de habilidades comunicativas, numéricas y de familiarización con el medio y vida rural.